Cualquier ejecutiva seria dimitiría

No se trata de filias ni de fobias, no se trata de preferencias por unos u otras; de lo que se trata es de salvar esto, de ser alternativa a un país que nos necesita, a una ciudadanía perdida y angustiada por su futuro. Cualquier ejecutiva seria hubiera dimitido tras no levantar cabeza, y aún más, tras seguir cayendo estrepitosamente en las encuestas: señores, IU nos pasa en intención de voto directo. No somos alternativa, no nos creen, no nos compran. No nos quieren.

 

No se trata de querer quitar a Alfredo Pérez Rubalcaba porque sí, por que nos cae mal, o por otras cuestiones subjetivas. Se trata de renovarnos, de tomar oxígeno, de asumir responsabilidades y de dejar paso; el PSOE no podrá aguantar mucho más en esta situación; se trata de ser objetivos, de querer recuperar el gobierno.

 

No nos hemos dado cuenta de que este tiempo que nos ha tocado vivir no es un tiempo de transición, debería ser un tiempo de acción y reacción. Mientras nosotros hablamos de propuestas, la sociedad no nos escucha, somos invisibles para ella; es tiempo de abrir un tiempo nuevo en el socialismo español, tiempo de que la militancia tome la palabra y decida qué es lo que quiere para el futuro del PSOE.

 

Estamos asistiendo a la mayor depresión del PSOE en su historia reciente, y lo que es peor, parece ser que no tenemos antidepresivos para combatirla; estamos atrincherados, en una permanente huida hacia adelante y no somos conscientes de que necesitamos darle a la sociedad respuestas, pero antes tenemos que hacer que la sociedad nos escuche, que sea nuestra cómplice.

 

Muchos meses ya en los que no levantamos cabeza, en los que cada encuesta dice que Rubalcaba tiene una desaprobación masiva, incluso dentro de sus propias filas, de sus propios votantes; no entiendo el empeño de algunos en negar la realidad, en impedir que el PSOE avance, en no querer darle al Partido Socialista otra oportunidad.

 

Hemos sido tibios en su momento con el tema de Bankia, hemos reaccionado tarde al problema de los desahucios, hemos actuado de un modo extraño en la igualdad y la dignidad entre hombres y mujeres en el caso Ponferrada. Basta ya; cualquier ejecutiva seria hubiese dimitido. Óscar López no se mueve de su sitio, Rubalcaba tampoco. ¿Acaso creen que son imprescindibles y necesarísimos para el socialismo español? Deberían pisar más la calle y de vez en cuando, haberse bajado de algún helicóptero.

 

Cualquier ejecutiva seria tendría altitud de miras y haría frente al problema del socialismo español, no a su propio problema, no a su propio ego. La sociedad será implacable con nosotros si no conseguimos reaccionar ya, si no le proponemos una nueva forma de hacer y entender la política. Debemos ser conscientes que cualquier ejecutiva seria sabría cómo están las cosas hoy día.

 

Seguimos atrincherados en un lugar frío y lejano, creyendo que no toca salir aún de los cuarteles de invierno. Error. La sociedad nos necesita ya y ahora, con gente capaz de entender el problema, de darle un nuevo giro y un nuevo rumbo al socialismo español.

 

Cualquier ejecutiva seria dejaría paso, asumiría que no ha sabido entender a la sociedad progresista española y se marcharía. Cualquier ejecutiva seria dejaría de buscar culpables fuera y se preguntaría qué están haciendo mal. Cualquier ejecutiva seria sería socialista.

 Image

@MarianoBeltran

Acerca de marianobeltran

Psicólogo Clínico, apasionado senderista. Militante PSOE, federalista, feminista. Felizmente enamorado. Doctorando en Psicología.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s