Silencio en la red: se rueda.

“La investigación multidisciplinar ha mostrado que las redes sociales operan en muchos niveles, desde las relaciones de parentesco hasta las relaciones de organizaciones a nivel estatal (se habla en este caso de redes políticas), desempeñando un papel crítico en la determinación de la agenda política y el grado en el cual los individuos o las organizaciones alcanzan sus objetivos o reciben influencias.

El análisis de redes sociales estudia esta estructura social aplicando la teoría de grafos e identificando las entidades como “nodos” o “vértices” y las relaciones como “enlaces” o “aristas”. La estructura del grafo resultante es a menudo muy compleja. Como se ha dicho, En su forma más simple, una red social es un mapa de todos los lazos relevantes entre todos los nodos estudiados. Se habla en este caso de redes “socio céntricas” o “completas”. Otra opción es identificar la red que envuelve a una persona (en los diferentes contextos sociales en los que interactúa); en este caso se habla de “red personal”.

La red social también puede ser utilizada para medir el capital social (es decir, el valor que un individuo obtiene de los recursos accesibles a través de su red social). Estos conceptos se muestran, a menudo, en un diagrama donde los nodos son puntos y los lazos, líneas.”

 

Una red social es un lugar público de reunión, como lo son las asambleas del 15M, los movimientos sociales, las manifestaciones, etc. Podemos resistirnos al objetivo de la propia red social-el intercambio de información y/o opinión- o asumir que la red es un lugar público de reunión contemporáneo. Los socialistas nos hemos pasado décadas, siglos, reclamando libertades, y en el último siglo hemos peleado hasta la sangre por la libertad de reunión, prensa, etc. Ahora queremos acotar espacios públicos de reunión. He de confesar que no lo entiendo.

Esto es como todo; lo que molesta no es el foro, es la opinión diferente. Cuando Tomás Gómez habló en un Consejo Territorial-órgano interno del PSOE- pidiendo que Rubalcaba dimitiera, lo llamaron desleal; desleal por hablar donde correspondía de lo que él considere oportuno. A muchos militantes por hablar en redes-no estamos en ningún órgano interno del PSOE-nos llaman desleales. ¿Os dais cuenta? A Tomás por hablar dentro y a los militantes por hablar fuera nos llaman de igual modo: desleales. Lo que importa, por tanto, no es el foro, es la crítica. Basta ya de hipocresías, medias tintas, y no querer llamar a las cosas por su nombre. Molesta la crítica, no la crítica externa, como se evidenció en el Consejo Territorial pasado.

Me hace también mucha gracia los compañeros/as que dicen que el PSOE no remonta por las críticas que hacemos muchos militantes. Me encanta la capacidad de autoengaño de la gente. Por favor, podéis preguntarle a los miles de encuestados de CIS, Invimark, etc; por qué no apoyan al PSOE; apuesto a que ninguno dirá “por las críticas blogueras de éste o aquél”, estoy seguro de que esgrimirían otras razones. La gente de a pie no confía en el PSOE por la gestión del propio PSOE. A ver si vamos asumiendo responsabilidades y no ir llorando por las esquinas diciendo que qué malos somos los malos, y qué buenos sois los buenos. Argumentos falaces, pueriles, guerracivilistas, cansinos, aburridos. Me agotáis.

Image

@MarianoBeltran

Acerca de marianobeltran

Psicólogo Clínico, apasionado senderista. Militante PSOE, federalista, feminista. Felizmente enamorado. Doctorando en Psicología.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s