Carmen de España

La intolerancia a la libertad de expresión es lo que nos hace estar así, el miedo a las posiciones encontradas sin querer dar lugar al entendimiento común. Carmen Chacón hizo lo que creyó más conveniente, no votar en la votación en el Congreso español del derecho a decidir en Catalunya; no pulsó ningún botón.

 

Acaso no quiso votar en una votación que ella consideraba artificial, ficticia, una cortina de humo; no quiso contribuir al debate de los nacionalistas; en todo caso, ejerció su libertad de expresión-por omisión-sin romper en ningún momento la disciplina de voto ni de unos ni de otros; representó muy bien la posición de muchos votantes socialistas que son a los que ella debe lealtad, que son los que la han hecho diputada por Barcelona.

 

Y en todo este galimatías, aunque parezca extraño, lo que menos importa es Carmen Chacón; importan mucho más los catalanes a los que ella debe respeto. No me valen actitudes desleales-esas sí- como las de Fernández Vara o Guerra pidiendo directamente la ruptura de relaciones PSC-PSOE. Poca visión de partido, menor visión aún de estado.

 

Lo que molesta de Carmen Chacón es su actitud; una mujer que dice lo que piensa, lo que pensamos la mayoría; alguien que entiende cómo funciona esto, que sabe que sólo debe rendir pleitesía a sus votantes, alguien que no se deja presionar por propios y extraños, sino que alza la voz para que se escucha la palabra de una calle casi siempre olvidada.

 

Oigan, ya está bien. Ya está bien de acusar constantemente al entorno de Carmen Chacón de las siete plagas de Egipto; los que estáis al frente del timón asumid vuestra responsabilidad, dejad de poner excusas, cumplid con las resoluciones de Sevilla. ¿Por qué no jugamos aunque sea un poco a ser socialistas dentro y fuera del PSOE? ¿Por qué priman las ganas de minar a una persona por encima de la libertad de expresión?

 

Cuando Carmen habla siempre hay gente que ve conspiranoia en sus decisiones: caso Bankia, ahora el derecho a decidir. Basta ya de tratar a una mujer como si no supiera qué está diciendo, flaco favor le estáis haciendo los que os llamáis socialistas al feminismo en este país; siempre insinuando que es la ambición lo que se esconde por debajo. No la conocéis. No sabéis que es más importante para ella el Estado que cualquier opción personal; y os extraña eso porque no podéis de hecho entenderlo: vosotros si que anteponéis lo personal en cada pequeño paso que dais.

 

Poner el escaño encima de la mesa es algo que, de momento, no puntúa en vuestra cuenta de resultados;  ¿por qué? Porque os sigue pudiendo, como dije antes, lo personal al sentido de Estado. Leo ahora que el PSOE se plantea sancionar a Carmen por “ausentarse” de la votación.; ¿pero esto qué es? A ver si va a haber que empezar entonces a sancionar a diputados/AS por estar haciendo cosas internas del partido en Ferraz y no apechugar en el Congreso. Ya está bien!

 

Carmen es una mujer valiente, que dice lo que piensa, lo que su responsabilidad de diputada le exige. Alabo su actitud de anteponer su escaño-opción personal- a una votación irreal y sesgada; alabo que no le haga el juego a los nacionalistas. Y sobre todo alabo y comparto el hecho de que sepa lo que es el servicio público; es tiempo de apostar por una equipo de gente que nos saque de esta, con ideas por todos debatidas y consensuadas; y es tiempo de voces claras y firmes, como la de Carmen, que a pesar de todo sigue ahí, aguantando y peleando por los intereses de quienes le han votado.

 

Es difícil ser mujer en un mundo de hombres, y mucho más difícil aún es ser valiente en un mundo de cobardes.

 Image

@MarianoBeltran

Acerca de marianobeltran

Psicólogo Clínico, apasionado senderista. Militante PSOE, federalista, feminista. Felizmente enamorado. Doctorando en Psicología.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Carmen de España

  1. Jesus Alberto dijo:

    Muy clarificante , esto parece el senado de Bruto….
    Se puede decir mas alto pero no mas claro…Totalment de acuerdo compañero.

  2. Leopold Llombart Bordero dijo:

    Reconozco el derecho de Carmen a no votar una resolución aunque creo que su manera de actuar es tambien una manera de pretender poner una vela a dios y otra al diablo. No enfadar al PSC (su partido) ni al PSOE (el partido que pretendía liderar) aunque sólo ha conseguido enfadar a los dos. En el sistema actual de funcionamiento de los partidos y sus grupos parlamentarios los 14 diputados del PSC, actuaran como actuasen, estaban condenados de antemano a ser multados por desobedientes. Por otro lado tampoco veo mal que los diputados catalanes voten de acuerdo con las directrices de su partido (que en las últimas elecciones ya dejó claro que se definía a favor de la consulta o referéndum y en contra de la independencia).

  3. Florencio dijo:

    Carme ha actuado como muchos catalanes pensamos. Lastima que el PSC esté cometiendo este grave error y menosprecie a sus votantes y simpatizantes de Catalunya.
    Carme, Estamos contigo¡¡¡¡¡
    Florencio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s